Sobre los venezolanos y nuestros rumores de internet

Es una buena práctica verificar toda la información que recibamos a través de redes sociales y en especial, mensajería instantánea: WhatsApp. Pero en medio de la infodemia que confunde, preocupa y en ocasiones nos genera pánico a cada uno de nosotros, no todo lo que leemos por internet vale la pena ser verificado.

A veces, es ruido. Nada más.

Y hay ocasiones en las que, por el bien de nuestra salud mental, lo mejor es ignorar rumores sin pruebas que llegan a nuestros equipos celulares.

Twitter como mega-plaza pública

Si las redes sociales fueran plazas, Twitter sería una mega-plaza pública del tamaño de varios países juntos. Con sus eruditos, ancianitos jugando ajedrez y mítines políticos incluidos. Y muchos anónimos, escandalosos que quieren alterarte.

No podrías hacerle caso a cualquier turista que te hable en esa plaza, especialmente si:

  • No se identifica claramente
  • Se tapa la cara al hablar
  • No explica de donde sacó las locuras que te está diciendo
  • Nadie le habla, ni nadie lo conoce

Eso pasa en Twitter, a cada momento con cientos de usuarios, supuestamente “muy bien dateados”, que salen de la nada.

En más ocasiones de las que imagina, mienten. Y muchas veces no hay mucho que verificar.

Si te encuentras con un tuit alarmista:

  • De un perfil anónimo, desconocido, sospechoso
  • Que no cite una fuente clara de donde saca lo dicho
  • Que tenga pocos seguidores, sea recién creado y tenga nula reputación

No le entregues tu confianza de inmediato. Podría ser una persona que quiere tomarte el pelo, sencillamente.

Y existen miles de ellas, generando ruido digital al mismo tiempo y contaminando la conversación en la red social.

En WhatsApp también es necesario aprender a filtrar

Lo mismo ocurre en WhatsApp con mensajes sin fuente, que no son noticias, ni noticias falsas. Ni tienen pies ni cabeza.

Sólo son micro-rumores: “Habrá un mega-apagón en diez días” o “Use un solo par de zapatos para salir de casa” o “Boletín caso sospechosos de COVID-19 en Petare”.

Y en WhatsApp, a diferencia de Twitter, no se pueden rastrear los autores. ¿Hay alguna solución para que sepas si alguien te quiere engañar en el caso de que no conozca las herramientas adecuadas para realizar una verificación online?

Sí, afortunadamente hay una solución: relájate y espera.

No amplifiques el posible bulo que acabas de recibir si no estás seguro de su veracidad. Si no sabes verificar, puedes poner esa información en espera, hasta que consigas confirmación.

Podría ser solo un rumor escrito por alguien que solo busca alterarte.


Comenta y Participa 💬

Tu opinión nos importa. Únete a nuestra comunidad de Telegram y dános tu feedback.

Comparte y ayuda a combatir la desinformación