Desinformación contra la Consulta Popular, el juego del miedo

Entrevistamos a Carlos Moreno, integrante del Comité Técnico de la Consulta Popular y analizamos la desinformación difundida en Venezuela sobre la consulta, la validación de los participantes y si el sistema es vulnerable a hackers

La Consulta Popular de diciembre de 2020 es una iniciativa de la oposición mayoritaria venezolana, ideada para exigir el cese del mandato de Nicolás Maduro, rechazar las fraudulentas elecciones legislativas realizadas el pasado 6 de diciembre y reactivar el poder de la calle. La participación ciudadana se lleva a cabo a través de una página web y las aplicaciones Voatz y Telegram y el proceso de participación inició el lunes 7 de diciembre de 2020 y finalizará el sábado 12 de diciembre.

Al igual que en las elecciones impulsadas por el oficialismo y una parte minoritaria de la oposición, durante el período en el que se llevó a cabo la Consulta Popular observamos difusión de rumores, información falsa y engañosa. Al ser una iniciativa que no cuenta con un servicio de medios de comunicación masivos a su disposición, la difusión de información oficial sobre la misma se llevó a cabo de forma principalmente digital, a través de redes sociales y páginas web, haciéndola vulnerable a la desinformación generada para confundir y amedrentar a quienes decidieran participar y para generar desconfianza en el proceso y sus detalles técnicos.

Información falsa y rumores como arma de desarticulación ciudadana

Entrevistamos a Carlos Romero, integrante de la Comisión Técnica de la Consulta Popular, quien nos dio detalles sobre los aspectos técnicos del proceso, la seguridad y la base de datos que será utilizada para cotejar los datos obtenidos. Analizamos, uno a uno, los principales rumores e informaciones falsas y engañosas difundidas:

1. ¿De qué forma los organizadores garantizan la privacidad de los datos de los participantes en la Consulta Popular?

Hablan los técnicos:

“Durante la evaluación del sistema utilizado se verificó que, de acuerdo a lo explicado por quienes suministraron el software, ninguna cédula de identidad puede ser asociada con las respuestas que ha entregado cada consultado. En segundo lugar, también se verificó que el sistema destruye la base de datos de participantes, para evitar que sus datos sean usados en alguna actividad distinta a este proceso.

De igual manera, se verificó que la empresa Voatz está acreditada en el sistema de certificación electoral de Estados Unidos. La tecnología utilizada es altamente encriptada y no permite fugas de información a través de terceros

Carlos Moreno, Comité Técnico de la Consulta Popular

En una entrevista anterior, realizada el 9 de diciembre en Instagram Live por la periodista venezolana Carla Angola, Moreno explicó detalles adicionales relacionados con la seguridad del sistema:

Entrevista de Carla Angola a Carlos Moreno, integrante del Comité Técnico de la Consulta Popular. 9 de diciembre de 2020.

“La información se está manejando en un servidor de Amazon, con todos los estándares de seguridad que tienen estos esquemas (…) La aplicación está basada en tecnología Blockchain (…) las transacciones de criptomoneda están programadas en Blockchain. La banca hoy día está moviéndose cada día más hacia este tipo de seguridad de Blockchain

“Estas nubes de Amazon son muy difíciles de intervenir. En IT (tecnologías de información), en informática nunca podemos decir que (algo) es 100% seguro (…) pero en un proceso con un tiempo relativamente corto, si alguien logra entrar a estas bases de datos… mis felicitaciones si algún hacker lo puede hacer. Pero no va a ocurrir, es muy poco probable

“Son millones de personas que están participando en Venezuela. No hay suficientes hackers en el mundo para ver lo que están haciendo (…) no hay forma de poner un crackeo individual a cada uno de ustedes

Carlos Moreno, Comité Técnico de la Consulta Popular
Lo que observamos en Cazadores de Fake News:

Desde el jueves 10 de diciembre, una lista supuestamente filtrada, con información personal de participantes de la Consulta Popular, comenzó a ser publicada a través de una red de cuentas de “noticias” de Instagram. El listado es similar a “bases de datos” similares filtradas en el pasado por las mismas fuentes, en formato de fotografías de baja resolución (y nunca en formato de data editable). El origen de la lista es desconocido hasta los momentos, pero no proviene del actual proceso de la Consulta Popular:

Esta red de cuentas de falsos noticieros en Instagram ha desinformado previamente en muchas ocasiones y ha estado involucrada en la difusión de rumores, propaganda e información falsa y engañosa. El 1° de agosto de 2020, publicamos el artículo La fábrica de desinformación venezolana en Instagram, que describe cómo opera esta red de cuentas, que acumula en conjunto más de 1.300.000 seguidores en Instagram:

Las cinco cuentas en Instagram que publicaron la supuesta lista filtrada de participantes en la Consulta Popular, en su versión original.

Tras la denuncia de Cazadores de Fake News, las cuentas borraron las listas falsas, dando aún más indicios de coordinación.

La página web Lechuguinos, que también ha sido estudiada en varias ocasiones por la comunidad, se hizo eco de la información, publicando una variación de la lista, que excluye la columna con números de teléfonos. La versión de Lechuguinos es similar a otras listas falsas publicadas en al menos dos ocasiones anteriores por la misma página: una supuesta lista de militantes de Voluntad Popular publicada el 29 de agosto de 2019 y una supuesta lista de trabajadores de la salud inscritos en el plan Héroes de La Salud, publicada el 1° de mayo de 2020.

La lista de supuestos trabajadores de la salud publicada por Lechuguinos.com fue ocultada o borrada de su perfil en Scribd antes de publicar la nueva lista falsa de supuestos participantes en la Consulta Popular. En su momento se presumió que fue obtenida mediante una página web falsa, por medio de una una operación de phishing. Esta información no ha podido ser confirmada de forma independiente por Cazadores de Fake News.

En Twitter, la información fue amplificada por medio de la etiqueta #FiltraronLaConsulta, que alcanzó el puesto No. 2 en trending topics de Venezuela el día 11 de diciembre de 2020, según GetDayTrends. La información fue difundida principalmente por cuentas vinculadas al oficialismo, como Lechuguinos y la cuenta de un diputado recién electo y periodista del programa Zurda Konducta, transmitido en la señal del canal estatal Venezolana de Televisión (VTV).

Otras cuentas que promueven un discurso anti-Guaidó desde comunidades opositoras “radicales” identificadas con la derecha venezolana, también amplificaron el alcance de la etiqueta. Algunas de ellas generan, desde un discurso opositor radical, más contenido en contra de la oposición venezolana que en contra del oficialismo, llegando a citar directamente la desinformación generada desde el oficialismo, adoptando sus narrativas.

De esta forma, al menos cualitativamente, presentan semejanzas con cuentas trolls “infiltradas”, descritas en estudios disponibles:

Difusión de la segunda versión de la falsa lista de participantes en la Consuta Popular

2. ¿El procesamiento de la base de datos obtenida en la Consulta Popular excluirá registros fraudulentos, duplicados y de personas fallecidas?

Hablan los técnicos:

“El sistema no permite que una cédula de identidad pueda ser ingresada dos veces. Si por algún motivo, alguien intenta usar el mismo numero de cédula de identidad, el sistema no mostrará la sección de preguntas, indicando que ya la persona ha participado. De igual forma, si durante el proceso presencial, una persona que ya ha participado de forma digital logra participar dos veces con el mismo numero de cédula de identidad, el registro duplicado aparecerá durante la totalización y será excluido

“Durante la totalización se indicarán los totales de posibles cédulas de identidad que estén repetidas y éstos serán descontados del total

“La base de datos que está siendo usada para cotejar es el registro de cedulados del 2020, basado en data oficial. Esta basde de datos cuenta con las actualizaciones de fallecidos ya registradas para la fecha de su emisión. No se puede participar en la Consulta si la cédula de identidad no está habilitada en la base de datos que manejamos”

Carlos Moreno, Comité Técnico de la Consulta Popular
Lo que observamos en Cazadores de Fake News:

Varios medios oficialistas publicaron artículos basados en denuncias de tuiteros venezolanos, que supuestamente demostraban la vulnerabilidad del sistema de participación en la Consulta Popular. Sin embargo, en ningún caso se mencionó los diferentes filtros que según las declaraciones del Comité Técnico, serán usados en la fase de post-procesamiento de la data, antes de emitir la cantidad final de consultados, el 12 de diciembre de 2020.

Ninguno de los artículos publicados intentó demostrar con rigurosidad las denuncias, limitándose a repetir la información publicada en la red social. Esta táctica ha sido observada en el pasado por Cazadores de Fake News: creación de rumores, bulos o información engañosa mediante cuentas en redes sociales y repetición, sin ninguna verificación exhaustiva, por portales afines al oficialismo, que difunden desinformación o propaganda y en algunos casos, por medios internacionales afines al régimen venezolano:

Algunos portales oficialistas que amplificaron rumores basados en denuncias en redes sociales

Por otro lado, algunos periodistas especializados en el tema electoral señalaron las dificultades que podría presentar la Consulta Popular, luego de finalizada, ante la posibilidad de auditar sus resultados:

3. Además de las vías oficiales para participar en la Consulta Popular (VOATZ y Telegram), ¿existe algún formulario en digital, o alguna lista física que haya sido divulgada por los organizadores, donde se solicite información para ser usada en la Consulta Popular?

Hablan los técnicos:

No existe ninguna solicitud de información fuera de los mecanismos para participar en el proceso. Le aconsejamos a los participantes solo utilizar las herramientas Voatz, Telegram y www.consultaporvzla.com para participar en la Consulta Popular”

Carlos Moreno, Comité Técnico de la Consulta Popular
Lo que observamos en Cazadores de Fake News:

Los primeros bulos relacionados con la Consulta Popular que aparecieron en noviembre de 2020, eran formularios de Google Forms difundidos via WhatsApp, donde se solicitaban datos personales de los participantes. Al no existir redes sociales oficiales de la Consulta Popular en ese momento, los formularios fueron tomados como legítimos por algunos usuarios.

Tras la creación de redes sociales oficiales de la Consulta Popular, disminuyó la circulación de este tipo de formularios:

4. ¿Los organizadores de la Consulta Popular difundirán estadísticas preliminares antes del día de la totalización?

Hablan los técnicos:

“Pedimos a quienes participen en la Consulta Popular que no crean estadísticas que no provengan de medios oficiales. Es necesario alertar que serán difundidas para desinformar

Carlos Moreno, Comité Técnico de la Consulta Popular
Lo que observamos en Cazadores de Fake News:

En WhatsApp fue difundida un listado con una supuesta cantidades preliminares de participantes la Consulta Popular, por estado, “actualizada” al día 10 de diciembre de 2020 a las 8:00 am. La información fue desmentida el 11 de diciembre:


Comenta y Participa 💬

Tu opinión nos importa. Únete a nuestra comunidad de Telegram y dános tu feedback.

Comparte y ayuda a combatir la desinformación