¿Cómo nos afecta la desinformación en época de pandemia y qué podemos hacer para no volvernos locos?

Ya en Venezuela la desinformación que está circulando en mensajería instantánea y redes sociales, está conformada principalmente por una tonelada de rumores infundados de 6 horas de vida útil.

Y en esta época COVID-19 y de gente hiperconectada, la avidez de novedades y de buenas noticias hace que consumamos cualquier trozo de basura digital que pase frente a nuestros ojos.

Hay personas que no saben qué hacer cuando se topan con cada nuevo trozo de desinformación en internet. ¿Creerlo o no? Para algunos es sencillo verificar, pero para otros no tanto.

Es necesario entonces, enumerar de forma muy sencilla algunas recomendaciones y tips que algunos miembros de cazadoresdefakenews.info compartimos con nuestros familiares y amigos cercanos, en un tono familiar y sin tantos tecnicismos:

1. Regla de las 5 horas: la mayoría de las noticias extraordinarias serán confirmadas en muy breve tiempo por medio mundo. Espera un tiempo prudencial para que decenas de fuentes le confirmen que esa noticia es cierta: 5 horas es un buen número. No te angusties antes.

2. Cultiva fuentes confiables. Si ves algo raro en Internet, revisa tus fuentes de confianza.

Y si en tus fuentes de confianza (que pueden ser 2 o 3 medios buenos, reconocidos y fiables que no publiquen propaganda -de cualquier lado-) no aparece nada, posiblemente esa información sea mentira.

¡No te rompas el coco buscando que alguien te confirme que es cierto!

3. No consumas tantos audios y videos enviados por WhatsApp. Haz el intento: no te harán falta porque todo lo relevante va a ser publicado por sus fuentes confiables en apenas unas horas.

Ha sido así por años y lo seguirá siendo. En estos días todo se sabe en minutos.

¿Recuerdas el día que Evo Morales renunció?

Esa noticia fue comprobada de forma instantánea y unánime en el #ForoCazadores.

No había duda, no hubo que buscar mucho. Nada de audios, ni vídeos por WhatsApp. Todos estábamos seguros de ella, porque TODOS los medios lo comentaron:

(comentario real publicado en el Foro Cazadores)

¿Cuáles son los procedimientos más sencillos para verificar una noticia en estos tiempos de tanto ruido digital?

No hay una regla única pero siempre hay tips y queremos aprovechar este hilo para exponerlos, sin tantas formalidades y hablando entre panas.

Nada formal, advertidos.

a. En general, hay que aprender a ser un poquito escépticos con todo lo que uno lee en Internet, especialmente si es «demasiado bueno o demasiado malo para ser verdad»

Pero para eso, uno tiene que mantener la calma para que, de alguna manera, la desinformación circulante no nos vuelva locos:

«Bolsonaro cae preso». Ajá, revisemos.

La primera reacción tras leer una cadena que diga «Bolsonaro cae preso», no puede ser creer que es cierta y perder la cordura.

No.

Hay cientos de mini-fakes de este tipo en el mundo y son diseñados y difundidos a diario. Hay que leer fuentes confiables y acudir a ellas cuando sea necesario confirmar algún acontecimiento mayor.

b. Hay que aprender a controlar los sesgos propios.

Esta semana engañaron a cientos de personas con la información de que supuestamente habían expulsado a un grupo de médicos cubanos de Italia: «¿viste? ¡Yo sabía! Ellos no sirven»

Durante las últimas semanas ha ocurrido lo mismo con muchas otras «noticias falsas», que muchas personas asumen como ciertas, dejándose llevar por el sesgo propio, por sus deseos o por sus creencias:

¿ha contado cuántas veces lo han engañado de esta manera?

c. Hay que hacer un esfuerzo y aprender a buscar en Google. En español. Usa palabras claves

Es muy fácil y sinceramente, más de la mitad de las cadenas de WhatsApp sobre tópicos internacionales ya se encuentran desmentidos en algún rincón del internet.

Un par de búsquedas y darás directamente con esos desmentidos. Pero tienes que intentarlo, te sorprenderá lo fácil que es comprobar que decenas de informaciones son, simplemente, engaños.

d. Si tienes dudas con algo relacionado con el COVID-19, googlea un poco y si no consigues nada, pídele a un conocido que hable inglés, italiano o chino que busque antecedentes en páginas en otros idiomas. ¡También puedes usar el traductor de Google!

La gran mayoría de los bulos que están llegando a Venezuela, tienen semanas de haber sido desmentidos afuera. Conseguimos muchos de esos desmentidos con búsquedas sencillas, a veces usando palabras claves en inglés, italiano y aunque no lo creas, también en chino.

Hay tantos desmentidos sobre el COVID-19 que son increíblemente fáciles de conseguir, especialmente si usan palabras claves: nombres propios de personas, marcas, o nombres de supuestos tratamientos: «COVID-19 té», «COVID-19 Charles Lieber» o «COVID-19 vaccine -de vacuna-«.

e. Abre bien los ojos con los videos: a veces en ellos aparecen detalles pequeños, que te pueden ayudar a saber si es real, forjado, antiguo, fuera de contexto.

Busca: fechas, uniformes, emblemas, logos de medios de comunicación, carteles, banners o títulos, direcciones web o cosas que no encajen con lo que leyó sobre el video.

f. Si te llega una cadena de WhatsApp alarmista con 4 o 5 líneas, sin fuentes ni forma de verificar, por favor, ¡espera un poquito antes de enviársela a toda tu familia y amigos!.

Es lo mejor que puedes hacer en esta guerra contra la desinformación: ponerla en cuarentena, la misma estrategia que usamos contra el virus que nos agobia. De esa forma, esa información no verificada no se seguirá extendiendo por nuestras redes de amigos y familiares, ni seguirá desinformando a otros.

g. Si tienes una foto o un vídeo del cual dudes, haz una búsqueda inversa.

Esto es lo primero que debería hacer cualquier persona que quiera verificar, es una regla de oro.

Por lo general, da igual decir «yo creo que eso pasó tal día» o «me parece que eso es falso». Antes de nada, haz búsquedas inversas y así sabrás el contexto de la información, sin que tu sesgo influya en la verificación.

Hay muchos servicios de búsqueda inversa de imágenes, como images.google.com y en yandex.com/images.

¿Qué puede pasar luego de hacer la búsqueda inversa de una imagen?

Lo más probable es, si la información es falsa o engañosa, que consigas una foto del mismo hecho pero reportado en otro país o un video de hace semanas, incluso años, cuando supuestamente la foto o el video que está verificando fue tomado hace 5 minutos en la frontera con Cúcuta.

Conclusión: es MENTIRA. Alguien trató de engañarte. No busques validar que sea cierto, es el fin del bulo.

h. Con respecto a capturas aparentemente provenientes de redes sociales, debes aprender a identificar si (supuestamente) provienen de una publicación en Twitter, que tiene sus características, si es una captura de un post de Facebook y o si fue capturada de Instagram.

Eso es básico. ¿Por qué?

Porque con esas capturas debes revisar el perfil que supuestamente publicó la información y ver si en efecto está publicada, fue borrada o nunca existió.

Esa es la regla de oro al momento de verificar información supuestamente proveniente de redes sociales: ir al autor y revisar.

Si la publicación la hizo un troll o una cuenta de noticias basura (que hay muchas), no creas en ella.

Si la publicó un autor relativamente desconocido en Twitter, con pocos seguidores (aunque hay perfiles que desinforman que tienen varios miles de seguidores), desestima la información que recibiste.

¿Quién es el autor? ¿Un periodista, un comunicador? ¿O solamente una cuenta anónima?

Estima la credibilidad del autor. No le hagas caso a todo el mundo, ¡el ruido en redes sociales es peor que el de una plaza pública!

i. Por último, si lo que te llegó es la captura de una página web, ten cuidado.

Hay páginas web que publican contenido de sátira, chistes o parodia pero también hay otras que publican noticias falsas de forma malintencionada.

Por eso es importante que siempre tengas a la mano el nombre de varias fuentes confiables, a las cuales acudir cuando necesites verificar que alguna noticia de última hora sea cierta.

Repasamos la verificación de audios, videos, fotos, cadenas de WhatsApp y capturas en redes sociales. Pero falta algo que aplica casi exclusivamente a Venezuela:

Los «boletines» distribuidos por WhatsApp. Boletines de REDIS, ZODIS, Defensa Civil, Policía, GNB, etc.

Todo boletín difundido por WhatsApp puede haberse sacado de su contexto original y por ello es un potencialmente un BULO o puede haber sido manipulado.

Por lo general, no hay forma de saber a simple vista si los boletines de WhatsApp son legítimos o no. Y en el caso de que alguno sea verdadero y se filtre, sus autores van a tender a desmentirlo, ipso facto.

Razones:

1. No es lo mismo forjar una fotografía en Photoshop, un video en After Effects o distorsionar digitalmente una voz, que copiar un texto de un sitio, alterarlo y pegarlo en otro. Son LETRAS.

Si le entregas un cheque a alguien, la firma no puede ir con enmienda, ¿no es cierto?. Y si va con enmienda, no te lo van a aceptar: es evidente la enmienda.

Con estos «boletines» de WhatsApp pasa lo contrario: cualquiera puede tomar alguno real, sustituir un par de palabras y el sentido deja de ser el mismo. Pero la «enmienda» es invisible, nadie que no haya leído el boletín original puede darse cuenta de lo que fue modificado.

Imagina que alguien reciba un boletín proveniente de un grupo de distribuidores de gasolina en Carúpano, con el encabezado «PDVSA, 31/01/20» y sencillamente cambie la fecha por «PDVSA 31/02/20» (así esa fecha no exista).

Si eso ocurre, la información que contiene ha sido contaminada. Ya no sirve. Es mentira y la operación de falsear el boletín inicial ha ocurrido en menos de un segundo.

Es decir, estos «boletines» son vulnerables a ser alterados instantáneamente y solamente pueden servirte de referencia para estimar, con mucha suspicacia, si algo raro está pasando.

Pero a veces ocurre, que alguno de estos boletines SÍ SON REALES y se viralizan.

¿Qué pasa en ese caso?
Pues que de inmediato los desmienten.

¿Llevan necesariamente información real?
No. Pueden haber sido escritos por cualquier persona.

¿Hay forma de desmentir algún boletín?
Generalmente no. A menos que incluya datos falsos que puedan ser desmentidos.

¿Y de comprobarlos?
Con testimonios de personas que pertenezcan a los grupos donde fueron difundidas originalmente. Y aún así habría que verificar todo el boletín, porque hay riesgo de que alguien haya editado algo.

¿Y si son reales?
Los van a desmentir.

No te enredes, pase de ellos.


Comenta y Participa 💬

Tu opinión nos importa. Únete a nuestra comunidad de Telegram y dános tu feedback.

Comparte