Aclaratoria: ¿se han estado aplicando tratamientos errados contra el COVID-19 y ha sido descubierta una medicina milagrosa?

Se ha identificado la difusión a través de WhatsApp la difusión de varios textos e imágenes que informan sobre un supuesto error cometido al momento de establecer los procedimientos de atención de pacientes con COVID-19 y que debido a ésto, súbitamente se han cambiado los protocolos de atención de la enfermedad.

La investigación de Cazadores de Fake News determinó que la información difundida es principalmente engañosa, pero posee detalles que son verdaderos.

Dos bulos difundidos en Venezuela

La información viralizada en Venezuela mediante al menos dos cadenas diferentes de WhatsApp, indica engañosamente que se “demostró” que la enfermedad “no es neumonía” sino “coagulación intravascular diseminada (trombosis)” y que para mejorar la condición es necesario el uso de antibióticos, antiinflamatorios y anticoagulantes. Según la información viral, de haberse cumplido inicialmente con un protocolo “diferente”, tampoco habría sido necesario el uso de ventiladores mecánicos.

Primer bulo recibido en el Foro Cazadores sobre el caso
Segundo bulo recibido en el Foro Cazadores sobre el tema. El texto y el enlace no se corresponden.
Bulo de origen italiano

La información sobre el “diagnóstico errado” descubierto recientemente en Italia, que ha devenido en nuevos procedimientos y medicamentos “milagrosos” contra el COVID-19, es solamente una de varias versiones de un texto engañoso italiano difundido por WhatsApp y publicado en algunos portales italianos.

La versión original del bulo indicaba que Sandro Giannini, un supuesto cardiólogo del hospital Beato Matteo de la ciudad de Pavía, habría descubierto un “tratamiento revolucionario”: el uso de un fármaco de nombre heparina que posee propiedades anticoagulantes, antiinflamatorias y, en ciertas dosis, antivirales.

Según la historia engañosa, contrariamente a lo que indica la literatura científica, el tratamiento con antiinflamatorios y antibióticos habría sido eficaz en Italia para evitar la muerte de los pacientes.

“Carta del cardiólogo de Pavía”, bulo italiano originario del rumor

Varias premisas de esta información son inconsistentes:

  • En Pavía no existe un hospital de nombre “Beato Matteo” (aunque existe el “Policlínico San Matteo”)
  • Existe un “Instituto Clínico San Mateo” en un pueblo cercano llamado Vigevano.
  • El Dr. Sandro Giannini no es cardiólogo, sino traumatólogo

La afirmación de la efectividad efectividad de la heparina y su surgimiento como una “cura” o un “medicamento milagroso” contra el COVID-19, fue desmentido por varios portales italianos y catalogada como un “bulo de proporciones inmensas” por Roberto Burioni, un destacado virólogo italiano reconocido por fomentar la divulgación de información oficial proveniente de la comunidad médica en su país.

Burioni ha liderado en los últimos años conocidas campañas pro-vacunación en Italia y al mismo tiempo, por refutar en redes sociales a múltiples voceros del movimiento anti-vacunas italiano.

“Se está difundiendo una carta de un hipotético cardiólogo de Pavía (…), un genio que entendió todo mientras el mundo entero estuvo equivocado y que, casualmente, también ha encontrado la solución: una cura muy simple, casi banal, que resolvería el problema”

“En resumen, este caso es un engaño. Recuerde: las noticias de nuevos tratamientos no llegarán a WhatsApp a través del chat de los padres de la escuela o de los jugadores de fútbol: los encontrará en revistas científicas…”

Roberto Burioni
La heparina no es un nuevo medicamento milagroso

El uso de heparinas de bajo peso molecular es uno de los tratamientos contra el COVID-19 declarados por la página web de la Agenzia Italiana del Fármaco – AIFA, la autoridad reguladora de fármacos en Italia.

En la página de la AIFA, están publicadas hojas informativas de varios medicamentos utilizados para el tratamiento del COVID-19, entre ellos la heparina de bajo peso molecular, la azitromicina, la hidroxicloroquina y el lopanivir.

Recientemente, la AIFA ha dado el visto bueno al inicio de experimentos sobre el uso de la heparina de bajo peso molecular, como tratamiento en ciertos casos avanzados de COVID-19. Hasta el momento, el medicamento ha sido usado tomando como base estudios empíricos publicados por médicos de Wuhan, para casos muy específicos de la enfermedad.

Con los nuevos estudios que se han iniciado en Italia se busca determinar, de forma más específica, cuáles son las dosis más adecuadas para optimizar la efectividad del medicamento en casos avanzados de la enfermedad.

Sin embargo, el uso de heparinas de bajo peso molecular es uno entre tantos medicamentos usados en la lucha contra la enfermedad y no representa, en ningún caso, una “nueva cura” o un “tratamiento milagroso“.


Comenta y Participa 💬

Tu opinión nos importa. Únete a nuestra comunidad de Telegram y dános tu feedback.

Comparte y ayuda a combatir la desinformación